150
SpanishESEnglish (UK)

25 de mayo día del contador en México

460x460 2-2Durante muchos años se ha considerado esta fecha como el punto de partida de las actividades de los contadores en México, pues justamente un 25 de mayo, pero de 1907, don Fernando Diez Barroso presentó el primer examen profesional con el que se graduó como Contador de Comercio. El 20 de diciembre de 1925, la Secretaría de Educación Pública revalidó el grado obtenido por don Fernando al otorgarle el primer título de Contador Público.

 

 

Cabe mencionar que además de ser el primer graduado, don Fernando se dedicó a estudiar, investigar y proyectar la profesión contable en México. También se le adjudica haber sido el fundador y el primer presidente del Instituto de Contadores, hoy Instituto Mexicano de Contadores Públicos.

 

Un poco de historia

Para aquellos que gustan de las efemérides, ya que estamos celebrando el Día del Contador, y recordando a don Fernando Diez Barroso como el primer graduado como Contador, hagamos un poco de historia de la enseñanza de esta profesión en México.

La enseñanza de las cuestiones contables en México en su inicio estuvo ligada a la Escuela Superior de Comercio y Administración, fundada en 1845 para hacerse cargo de la enseñanza superior mercantil. Entonces se denominaba "Tenedor de Libros" a quien llevaba los registros de una empresa, pero que para el medio mercantil e industrial de esa época era fundamental. A pesar de su modesto inicio esta institución educativa contó con algunas destacadas personalidades entre sus directores, como Manuel Payno, de 1871 a 1876, o como Joaquín D. Casasús, a principios del siglo pasado.

El 5 de diciembre de 1903 se emitió el decreto que autorizó al ejecutivo a expedir la Ley para la Enseñanza Comercial en el Distrito Federal. Y el 7 de enero de 1905 apareció publicada en el Diario Oficial la "Ley de Enseñanza Comercial", donde se menciona como carrera a seguir en la Escuela Superior de Comercio y Administración, la de "Contador de Comercio".

El 11 de septiembre de 1917 quedó constituída la Asociación de Contadores Titulados. Los primeros socios fueron: Fernando Díez Barroso, Emilio Bello, José F. León, Luis G. Pastor, Mario López Llera, Ernesto M. Díaz, J. Agustín Castro, Arnoldo Harmony, Roberto Casas Alatriste, Luis Montes de Oca, Eduardo Pérez Barreira, Tomás Vilchis, Maximino Anzures y Santiago Flores.

Excepto uno de ellos (Ernesto M. Díaz), todos los demás eran egresados de la Escuela Superior de Comercio y Administración.

Es por ese entonces cuando comienza a tomar fuerza la idea de modificar, en México, el nombre de estos profesionales por el de "Contador Público".

El 6 de octubre de 1923 la Asociación de Contadores Titulados cambia su nombre por el de Instituto y adquiere su personalidad jurídica por escritura pública del 19 de febrero de 1925, quedando constituído como asociación civil.

En dicha acta los firmantes fueron: Maximino Anzures, Jacinto Ávalos, Félix Bárcenas y Gallardo, José Barra, Emilio Bello, José Bravo, Rodolfo Casas, Roberto Casas Alatriste, Agustín Castro, Armando Cuspinera, Alfredo Chavero, Hermenegildo Díaz, Fernando Díez Barroso, Gilberto Figueroa, Santiago Flores, Julio Freyssinier, Arnoldo Harmony, José F. León, Rafael Mancera Ortiz, Luis Montes de Oca, Fernando Orozco, Luis G. Pastor, David Thierry, Julio Torroella, Tomás Vilchis y Agustín Zea.

Fernando Díez Barroso fue electo presidente honorario vitalicio de la asociación civil, y Luis Montes de Oca, presidente efectivo. (Con información del C.P.C. Francisco Javier Calleja Bernal)